Calabacines rellenos de solomillo de pollo

Ingredientes para 4 personas

2 bandejas de solomillo de pechuga de Bon Pollo
4 calabacines redondos
2 cebollas blancas medianas
2 dientes de ajo
2 zanahorias medianas
450 g de salsa de tomate
200 g de champiñón
20 g de queso rallado para gratinar
2 ramas de albahaca
Cebollino
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra

La receta de hoy es ideal para sorprender a tus invitados: calabacines rellenos de solomillo de pollo.

Vacía la pulpa del calabacín para que te sirva de recipiente y rellénalo con el pollo, el tomate y las verduras previamente cocinados en la sartén. Añade queso para gratinar y deja que el horno se encargue del resto. ¡Facilísimo!

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180ºC.
  2. Cortar los solomillos de pechuga de pollo en tiras medianas. Reservar.
  3. Pelar y cortar las cebollas, los dientes de ajo (sin el germen), las zanahorias y los champiñones en dados pequeños (brunoise). Reservar.
  4. Lavar los calabacines, cortar la punta y retirar la pulpa con la ayuda de una cuchara.
  5. Salpimentar el interior y reservar por una parte los calabacines y por la otra la pulpa cortada en trozos pequeños (brunoise).
  6. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y dorar las tiras de solomillo. Salpimentar y reservar.
  7. En la misma sartén, añadir un poco más de aceite y dorar las cebollas. Cuando empiecen a dorarse, añadir los dientes de ajo y rehogar un par de minutos.
  8. Incorporar las zanahorias y cocinarlas a fuego medio unos minutos.
  9. Agregar los champiñones y la pulpa del calabacín, y cocer todo junto durante 5 minutos.
  10. Agregar la salsa de tomate y dejarla reducir 10 minutos a fuego medio, añadiendo la albahaca y las tiras de solomillo en los últimos minutos. Rectificar de sal y pimienta al gusto.
  11. Rellenar los calabacines con la salsa de tomate y los solomillos de pollo. Espolvorear el queso para gratinar por encima y hornear a 180ºC durante 20-30 minutos dependiendo del tamaño del calabacín.
  12. Servir los calabacines rellenos y espolvorear el cebollino picado por encima.